Cuando tratas de controlar todo, no puedes disfrutar 
nada. A veces solo debes relajarte, dejarte llevar y vivir el momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada